jueves, 20 de marzo de 2014

BLACK AND WHITE

El Black and White aporta un toque vanguardista a la decoración, sin recargar los ambientes con muchos artículos decorativos, se consigue una sensación de diseño minimalista con mucho estilo.
A la hora de decorar un espacio en Black and White hay que tener presente que el blanco aporta luminosidad al espacio y el negro la absorbe, es por eso que hay que tener cuidado para no sobrecargar los espacios y combinar bien los colores.
Para los salones se recomiendan las paredes blancas con cuadros o vinilos decorativos en negro, así como alfombras y cojines con estampados geométricos, todo ello combinado con los sillones chester que están de moda desde el pasado año.
La decoración Black and White de una cocina es muy sencilla, y consiste en combinar el negro y el blanco con los tonos metálicos de los electrodomésticos. Se puede poner una mantelería geométrica o alternar sillas blancas y negras en la mesa del comedor.
En cuanto a la decoración de un dormitorio en blanco y negro, lo mejor es implementar un pouf con ropa de cama bicolor y tener en cuenta siempre que las habitaciones deben tener una buena iluminación.
Esta tendencia de decoración Black and White ya estuvo de moda en los años 20, sin embargo ahora vuelve para quedarse ya que es muy sencilla y se adapta muy bien a todos los espacios de la casa.