lunes, 29 de septiembre de 2014

Más de industrial

Buenos días de lunes, qué tal como va la mañana? Los lunes a mi me cuesta mil madrugar, pero hace horas mil que estoy al pie del cañon  y hoy me apetece repetirme con el estilo industrial que me encanta. Dediqué hace tiempo un post a el y últimamente al recibir en mi buzón revista de Ikea y de Conforama sección Deco, me apetece recuperarlo pero con diferentes matices. Su origen es fabril. Sus primeros adeptos fueron jóvenes artistas neoyorquinos que en la década de los 50 se mudaron a antiguos depósitos o fábricas generosas en metros y luz. Muros de ladrillo, vigas y caños a la vista, pisos y techos de hormigón, fueron el punto de partida para componer ambientaciones con el eje puesto en la estructurs y la funcionalidad. Una de sus grandes ventajas de este ambiente es que es atemporal, nunca pasa de moda. Además es ecléctico. También usa metales y recicla y reusa materiales con pintura gastada u óxido decapado . Recupera muebles usados y exhibe piezas utilitarias. Aquí una selección de fotos... Espero que os gusten. A mi personalmente me gustan aquellos que ni lo parecen y disimulan el contexto...