domingo, 21 de abril de 2013

SUELO DE PARQUET, SI O NO?

La instalación de parquet es una de las decisiones que más controversia levantan a la hora de decorar un hogar. Aquí intentaré analizar los pros y los contras.
La instalación de parquet en una vivienda es una decisión que suscita mucha controversia en el mundo de la decoración. Cada vez hay más voces que se pronuncian a favor de la madera como material idóneo para nuestro piso por la comodidad que ofrece, pero los detractores del parquet señalan su elevado precio como el principal inconveniente. En medio de esta guerra de acusaciones yo he elaborado un listado de pros y contras de los suelos de madera para que seáis vosotros mismos quienes decidáis en qué bando estáis.
Empezaremos con los beneficios que ofrece le parquet a nuestra vivienda:
-Duración: la madera es uno de los materiales más longevos que podemos encontrar actualmente en el mercado. Existen casas que después de 100 años todavía conservan su suelo original de madera gracias a un correcto mantenimiento.
-Limpieza: la palabra sencillez define el tipo de limpieza que necesitan los suelos de parquet. Con solo barrer un poco la superficie o pasar la aspiradora cada cierto tiempo, conseguiremos que nuestro hogar luzca perfecto y sin rastro de polvo. Hay quien señala que no conviene esforzarse por reparar posibles rasguños o grietas que aparecen en la madera a raíz de golpes o caida de objetos, ya que estas marcas aportan un aire más personal a la vivienda.
- Comodidad: la madera es un material que actúa como aislante, lo que hace que el suelo conserve el calor y podamos ir descalzos sin preocuparnos de coger un resfriado. Además, la madera garantiza calor en invierno y frescor en verano motivo por el cual nuestro hogar siempre tendrá una temperatura ambiente bastante confortable.
-Salud: el parquet es perfecto para las personas que padecen algún tipo de alergia porque no acumula moho, ácaros del polvo, polen o cualquier otro agente perjudicial para la salud. Esta situación es habitual en casas decoradas con alfombras.
- Variedad de estilos: los fabricantes de madera son conscientes de que el parquet cada día gana nuevos adeptos, por lo que continuamente encontramos nuevos estilos de decoración que van desde los ambientes más clásicos hasta los más modernos. También existen una amplia oferta a la hora de elegir el tipo de madera que queremos, ya sea de roble, cerezo o nogal.
Quitando los habituales molestias que supone iniciar una reforma, ahora hablaremos de los inconvenientes que tiene apostar por la madera:
-Precio: el elevado coste de la madera es la piedra angular de las críticas al parquet. Si queremos una buena madera para nuestro suelo, el metro cuadrado suele sobrepasar los 9 euros. Además, la instalación del suelo nos obliga a disponer de un presupuesto abultado por lo difícil del trabajo.
-Cuidados: la madera es resistente, pero el brillo se desgasta con facilidad y ello desluce el resto de decoración. Es conveniente pulir la madera con cierta regularidad, sin olvidar que cuanto más dura sea la madera, más difícil será hacerlo.
-Ruido: las tablas de madera suelta o desgastadas con el paso del tiempo producen ruidos muy incómodos cuando entran en contacto con  la suela de una zapatilla, por ejemplo. Esto disgusta a los habitantes de la casa y a los vecinos por partes iguales.
Una vez decidáis poner parquet en vuestra casa, deberéis tener en cuenta que existen en el mercado varios tipos; tarima, parquet encolado, parquet de madera natural, parquet estratificado que por supuesto tienen distintas colocaciones, precios y durabilidad.
Yo si tuviese que optar por ponerlo en mi piso, iría a lo más "fácil" en una reforma y optaría por la tarima flotante que tiene una colocación mucho más sencilla y aunque no tenga la misma calidad que un laminado es mucho más económico y en tiempos de crisis no perjudicará más de lo necesario nuestro bolsillo
Os pongo una selección de fotos como habitualmente hago para que veáis el resultado, buenas noches.