sábado, 25 de febrero de 2012

UNA MIRADA A ÁFRICA

La decoración étnica es la más adecuada para lograr ambientes exóticos. El estilo africano incluye elementos de las distintas culturas africanas que se mezclan con elementos decorativos modernos creando conjuntos de gran personalidad.
En la decoración de estilo africano los objetos exóticos son los protagonistas que producen un ambiente que combina elementos tribales y provenientes de ritos paganos con objetos decorativos modernos.
El arte africano llega a Europa en el siglo XIX como resultado de las campañas de conquista sobre dicho territorio. Estos objetos que estaban revestidos de un carácter mágico fueron incorporados por las clases altas a sus hogares como elementos que marcaban su estatus social.
El atractivo de los objetos decorativos africanos está en su colorido, texturas y líneas sugerentes. Entre dichos objetos se destacan principalmente las máscaras de madera tallada, que se presentan en una amplia gama, desde las toscamente talladas hasta las tallas de gran detalle.
La cestería es el otro elemento tradicional de la decoración africana estos elementos pueden ser de diversos materiales, mimbre, raíces de árboles o caña. La cestería encuentra su espacio en comedores, cocinas y salas de estar, aportando un toque rústico a todo ambiente en que se ubique.
Al optar por el estilo africano debemos seleccionar las piezas con cuidado y equilibrio, para no caer en lo excéntrico. Los espacios más adecuados para albergar las piezas étnicas son las habitaciones de uso social como la cocina, el comedor, la sala de estar, los baños, su uso en dormitorios y otros ambientes debe ser limitado.
Estas piezas se pueden conseguir en tiendas de decoración o también pueden comprarse en su lugar de origen, donde tendremos una inmensa gama para escoger.
Para lograr una buena combinación con la decoración tradicional emplearemos colores tierra en pisos, sofás y alfombras, colores ocre pálido para paredes, o blanco levemente coloreado. Aunque puede optarse por colorear las paredes con rojos, naranjas o granates.
Los muebles africanos están fabricados con buenas maderas (teka o caoba) y son macizos, la tapicería tiene colores vivos y es de fibras naturales. Se empelan muebles auxiliares de mimbre que se combinan con telas colgadas en las paredes, cortinas de estera, alfombras con diseños geométricos o imitación de pieles de animales, los artefactos de iluminación se adornarán con pantallas en fibras naturales.
Las piezas de alfarería africana son muy populares y armonizan con muebles de líneas lisas y sencillas.
Los instrumentos musicales funcionan como excelentes objetos decorativos.
Los tejidos teñidos en batik son tradicionales de este estilo y pueden aplicarse a tapices, cortinados, manteles, paneles de tela, etc.